19 de octubre de 2017

IOT World Congress: el espejo del futuro donde ya nos miramos


Aunque para muchas empresas lo que se conoce como Internet de las Cosas (IoT) suene a algo lejano y que es posible que no se aplique en su día a día, lo cierto es que esto no es así. Una gran parte del futuro de la tecnología pasa por la implementación de lo que hablamos para conseguir aumentar la productividad y la seguridad, dos campos vitales para cualquier compañía que tiene en el futuro el horizonte en el que se mira. Y, por ello, se ha celebrado la tercera edición de la feria IOT World Congress en Barcelona. Y, lo que se ha descubierto en ella, es un salto evolutivo muy importante.

En esta edición de la mencionada feria han sido más de 250 compañías las que han tenido presencia de una u otra forma y, por lo tanto, se ha demostrado por un lado que el avance en la llegada de Internet de las Cosas al mundo empresarial es imparable y que ya se habla de un medio plazo para que se comiencen a ver aplicaciones completamente vitales en todo tipo de sectores, como pueden ser el transporte, la gestión de las infraestructuras y, como no, las comunicaciones. De forma efectiva, se he podido ver que este año se ha comenzado a hablar y ver opciones de aprovechamiento e implementación, más que hardware (que siempre hace vislumbrar lo que se puede hacer, pero no el para qué sirve final si no está acompañado de software).


De esta forma, se ha cumplido con uno de los grandes objetivos de esta edición de IOT World Congress: conocer casos de uso que ya se han producido, en situaciones reales –donde no faltan casos de éxito-, y que permitan ver a los profesionales cómo será posible implementar los avances que se están dando una vez que se tiene un respaldo técnico adecuado (esencial es la llegada del 5G para que IoT pueda mostrar todas sus posibilidades a la hora de mejorar los resultados en las empresas que se adapten al aprendizaje y automatismos que generará esta nueva forma de trabajar). En todas las sesiones que se han realizado en el transcurso del congreso, hay factores que son un nexo de unión en este segmento, como por ejemplo el aprendizaje que el nuevo hardware permite –como por ejemplo los denominados chips neurales, NPU- y, como no, que la colaboración entre usuarios, trabajadores y directivos será clave para adaptarse al futuro que espera a las compañías.

Blockchain, brillante futuro de esta herramienta

Después de mucho tiempo apuntando a ser una opción de futuro que podría hacer temblar los cimientos del uso de la tecnología colaborativa, Blockchain se ha conformado completamente en este IOT World Congress. Ha llegado, sin duda alguna, y para quedarse de una forma que hará que las compañías utilicen esta herramienta para casi todo en procesos que tengan que ver con la conectividad y el uso de Internet.


Una explicación en pocas palabras de lo que es Blockchain, desarrollado por Satoshi Nakamoto y que apunta a cambiar en un futuro no muy lejano la forma que tenemos de entender Internet y el uso que se le da a la Red de Redes, es la siguiente: una especie de libro de registro global y esencial que sólo con la confirmación de varios de sus nodos se pueden cambiar los datos que existen, y evita que existan pérdidas ya que, como las cadenas, todo está comunicado. Por lo tanto, su fiabilidad es completa, así como la seguridad. Es lógico, por lo tanto, que sectores como los financieros o ventas vean en su implementación un avance en su forma de trabajar.

Su uso con el Bitcoin, al final ha sido más beneficioso que perjudicial como apuntaban algunos, y lo que se conoce en castellano como “Cadenas de Bloques”, apunta a que segmentos tan complejos del mercado como los económicos o los propios de comunicaciones, lo implementen para dar un servicio mejorado y más fiable. Y, esto último, es algo que le aporta un valor diferencial (incluso, se habla de desarrollo de software que permitirá ahorrar en las inversiones que se realizan y, también, gracias a los registros que se realizan y la fiabilidad que estos ofrecen ya que son sobre el papel completamente seguros ante los ataques informáticos). Es más, la industria ya ha anunciado que hay esperando inversión para desarrollar todas las aplicaciones de Blockchain, por lo que es un segmento en el que se puede y debe explorar las opciones existentes.


En definitiva, IOT World Congress ha demostrado que Internet de las Cosas es algo más que el mejor uso de unos sensores o persianas que funcionan solas. El aprendizaje y procesos que aporten seguridad colaborativa y funcional, sitúan a las herramientas que ya existen –y se han probado- como una de las mejores opciones de futuro que hay para todo tipo de compañías.



Artículos relacionados


No hay comentarios:

Publicar un comentario