16 de diciembre de 2014

Mamá, ¿qué es eso del email?

La tecnología que nos encontramos en nuestro entorno personal, las aplicaciones que utilizamos en nuestro día a día para comunicarnos con nuestros familiares y amigos, la rápida adopción de la tecnología en movilidad y la constante consulta a las redes sociales, está llevando a plantearse por qué en casa disponemos de tecnología más avanzada que en el trabajo. Igual que este tipo de comunicación y colaboración funciona en residencial, puede funcionar también en entornos corporativos.

Seguro que son muchas las personas que han relegado su correo electrónico personal a puro spam: notificaciones de venta online, actualizaciones de redes sociales, promociones, etc, y sin embargo en el trabajo es la herramienta más utilizada. ¿Y cómo puede ser que colaboremos de forma más inmediata en casa que en la oficina?

Las comunicaciones unificadas (que es al final el nombre que le ponemos a todo este conjunto de herramientas colaborativas) permiten a los empleados de una empresa, ser mucho más productivos, gracias, principalmente, al ahorro en el tiempo que gastamos en establecer una comunicación con otra persona. El teléfono no siempre lo contestamos, por no hablar del correo, y el delay entre el primer intento de comunicación hasta conseguir la respuesta que deseamos, puede ser muy amplio con herramientas tradicionales.

Todo esto lo sabemos y lo damos por hecho en nuestro día a día y sin embargo no lo tenemos interiorizado en el entorno laboral. Y la realidad es que podríamos trabajar de la misma forma que nos comunicamos en casa, solo que vistiéndolo de forma corporativa. Las empresas exigen un nivel de integración con plataformas ya existentes, un mantenimiento, un soporte, una atención personalizada y todas las exclusividades por tratarse de una gran compañía.

Son muchas las ventajas que podemos encontrar con la utilización de estas herramientas, pero me gustaría destacar la posibilidad de que los empleados de una empresa puedan trabajar en movilidad, contar con más posibilidades de colaboración como la compartición de escritorio, chat, click to call o videoconferencia. Herramientas que además son fundamentales para que el trabajador consiga una movilidad real. Los smartphones y tablets se han convertido en una parte esencial de nuestro día a día. El 96% de los millennials (jóvenes de entre 20 y 30 años) en Estados Unidos, afirma que depende a diario del acceso a su smartphone. Si además nos llevamos la plataforma a la nube, contaremos también con otros beneficios como pueden ser tener siempre disponible la última actualización, eliminar la necesidad de tener que invertir en nuevas plataformas y poder contratar el servicio en cómodas cuotas mensuales, además de la flexibilidad de poder ir dimensionando la plataforma a medida que las circunstancias vayan cambiando.

En España, ya estamos viendo como muchas organizaciones abandonan la idea de seguir alojando las infraestructuras en su casa y migrar a la nube. Hay otras más conservadoras que prefieren esperar, pero admiten que es el futuro. Las comunicaciones unificadas en la nube son ya una realidad.


Beatriz Guerra es Ingeniera de telecomunicaciones y desarrolla su actividad profesional en el área de Desarrollo de Negocio en Comunicaciones Personales de Telefónica


Artículos relacionados


7 comentarios:

  1. Me parece muy interesante y acertado el artículo.
    Mi enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. Bravo Beatriz, da gusto leerte.

    ResponderEliminar
  3. Equiparar el entorno residencial con el entorno profesional es equívoco y algo tramposo. Si las personas hemos relegado el mail personal a puro contenedor spam y a utilizarlo como el identificador o username de portales y aplicaciones es porque nos ha parecido lo más práctico. Si utilizamos el wasap con amigos o familiares, es porque nos resulta lo más práctico. Especialmente para la INMEDIATEZ de las comunicaciones cotidianas que no requieren generalmente la PERSISTENCIA en el tiempo de las conversaciones o flujos de trabajo que mantenemos en el entorno profesional, que pueden ser respuestas simples y rápidas -como una confirmación o autorización- o muy elaboradas, como un informe con documentación adjunta, etc.
    Pese a que en el mercado hay muchas aplicaciones y sistemas para articular esos flujos de trabajo en el entorno profesional, de momento, ninguno ha podido desbancar al correo electrónico. Por algo será....¿porque nos resulta más práctico que una farragosa herramienta de workflow????.
    Es por esto que el uso del correo electrónico ha degenerado en un gestor de flujos de trabajo y conversaciones en el entorno laboral (sin competencia remarcable, de momento) mientras que en el entorno privado o residencial ha quedado relegado a ser un simple "carnet de identidad" de Internet.
    Tengo ganas de ver qué herramienta de comunicación utilizarán los nativos digitales en para manter conversaciones y documentación entre dos multinacionales (una americana y otra japonesa, por ejempleo) en un proceso de externalización o de fusión que pudiera durar 8 meses de trabajo e involucrar a más de 100 personas durante todo ese proceso de trabajo y negociación...Apuesto a que no sería wasap...

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias por vuestros comentarios (aunque sean anónimos... ;)). Siempre nos aportan nuevos puntos de vista.
    ¡Un abrazo a todos y gracias de nuevo por participar!

    ResponderEliminar
  5. Lo primero Beatriz, enhorabuena por tu post, me alegra ver que compartes el punto de vista de Unify.Es muy enriquecedora la polémica e interesante el debate que surge alrededor de este tema. Cuando hay polémica sobre algo, es que hay algún problema que solucionar, como es el caso. El mail ha sido un elemento clave durante muchos años para los negocios, eso es innegable, pero que se ha convertido en una pieza demasiado esencial y que domina nuestra forma de trabajar, también lo es. Creo que soluciones como Circuit de Unify y otras que están apareciendo en el mercado, dan respuesta a esos problemas, y hacen que la comunicación sea más fluida, dinámica, rica, eficiente y que de forma sencilla (muy importante) pueda permitirte cambiar de canales de comunicación.
    Claro que los nativos digitales no utilizarán wasap!, utilizarán Circuit! en cuanto lo prueben!

    ResponderEliminar
  6. Olvidé decir que ya hay todo un movimiento alrededor de #NW2W, #NewWaytoWork en el que no solo nosotros, sino gigantes como IBM comparten la misma visión. Es un mundo que realiza una transición a otro distinto, los cambios son a veces complicados y para avanzar es genial escuchar todos los puntos de vista posibles

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todos por vuestros comentarios, tanto de acuerdo como en desacuerdo, siempre son enriquecedores.

    Respecto a la comparación residencial-profesional, aunque respeto tu opinión, sí que me parece adecuada puesto que creo que la inmediatez, igual que en casa, nos gusta en la oficina, es más, cuanto más rápida y fluida sea la comunicación, más aumenta la productividad. Es cierto que dependiendo del trabajo no siempre es posible, pero herramientas del tipo que comento, creo que pueden llegar a ser muy efectivas.

    También creo que el correo electrónico no ha sido desbancado, porque me da la sensación de que realmente no hay una apuesta real en las empresas por el empleo de herramientas de productividad como son las comunicaciones unificadas, las redes sociales corporativas o las herramientas de colaboración. Muchas veces se utilizan como complemento al correo, pero en pocas ocasiones se hace una gestión del cambio para que realmente lo sustitya, en cuyo caso creo que sería muy enriquecedor.

    Para concluir, como dice Yolanda, en mi opinión, un niño que pregunte "Mamá ¿qué es eso del email?" el día de mañana utilizará con más probabilidad una herramienta como Circuit, antes que el correo electrónico.

    ResponderEliminar