9 de junio de 2014

DAFO sobre la Nueva Forma de Trabajar

Ya hemos repasado los beneficios que para trabajadores, empresa y entorno, aporta la Nueva Forma de Trabajar (#NW2W, New Way to Work) en anteriores entradas. En este post los reordenamos e incluimos también los riesgos latentes de la mano del análisis DAFO de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades (SWOT, Strengths, Weaknesses, Oportunities, Threats) desde un doble punto de vista: externo e interno.

Desde un punto de vista externo, la amenaza principal a la que debe enfrentarse la organización es la dinámica del entorno que exige recortes presupuestarios y prima el corto plazo frente al largo plazo. El miedo a invertir en tecnología puede llegar a priorizar lo coyuntural frente a lo estructural. La herencia recibida de la época industrial es otra clara amenaza a las nuevas formas de trabajar y comunicar. 



Otra amenaza para la NW2W es la crítica por parte de diferentes organizaciones (sindicales, principalmente) ante el riesgo de desarticulación de los trabajadores y de precarización de las formas de empleo, así como de la pérdida de influencia ante los empleados debido a su dispersión.


Sin embargo, las oportunidades que puede aprovechar la organización son múltiples, comenzando por el efecto multiplicador de las TIC en el alcance de la actividad de la entidad. La diferenciación frente a la competencia es otra ventaja competitiva para la empresa que incide directamente en su rentabilidad o en el crecimiento del volumen de negocio. La anticipación y adaptación a cambios en normativas legales también se consensuó como otra gran oportunidad que genera flexibilidad transversal en la organización.



Desde una óptica interna, las fortalezas de la Nueva Forma de Trabajar son la productividad (aumento de motivación, atracción y retención del talento, fidelización, generación de reputación…) así como la consecuente disminución de costes. La posibilidad de lograr una economía basada en la colaboración (cooperación) antes que en la competición y que permita el crecimiento y las recompensas económicas y morales. Organizaciones tan afines a los trabajadores como son los sindicatos entienden y aplauden todos estos beneficios (conciliación, retribución variable, participación en el capital…)


Las debilidades que la empresa deberá afrontar no son baladí. Como la extraordinaria tecnología marciana, con aquella metáfora del dibujante Calpur para definir el cambio cultural en el que nuestra sociedad se encuentra inmersa. ¿Están todos -trabajadores y directivos- preparados? 


Las relaciones laborales deben ser consideradas bajo nuevos parámetros de confianza y responsabilidad. Una inadecuada implantación de la NW2W reduciría su efectividad e incluso incrementaría el riesgo de absentismo y de conflictos. Se hace necesario aprender a gestionar por objetivos y reducir la burocracia. La inexperiencia es otra debilidad. Y se recomienda asesorarse. Seguir el ejemplo de compañías que ya lo implantaron es una opción. La contratación de expertos externos en la materia, otra.

Os convocamos por tanto a seguir comentando con nosotros éstos factores que influyen en la Nueva Forma de Trabajar durante nuestro último encuentro (de momento) en el #NW2WChat de este próximo jueves día 12. Hablaremos del empuje de los millennials, la movilidad y las smartcities, la transparencia y las soluciones tecnológicas. Como siempre, ¡os esperamos a partir de las 17h!


Juan Royo


Artículos relacionados


No hay comentarios:

Publicar un comentario