1 de diciembre de 2011

El peligro de los Icebergs en las Comunicaciones Unificadas

Estos cubitos de hielo se hicieron famosos por hundir el Titanic.
Eso es algo grande. Pero siendo un poco más terrenal, y después de escuchar en una presentación a alguien que utilizaba una comparación similar, me dio por pensar mucho en este concepto ¿Qué es para nosotros un Iceberg?

¿Qué hacemos cuando tenemos la necesidad de una nueva solución para nuestra empresa? Preguntar, ver, escuchar, comparar, probar, etc…. Con estas acciones, sólo estamos viendo la punta del Iceberg. Eso nos pasa a todos. Es difícil ver en una primera fase las cosas importantes y sobre todo, algunas se dan por entendidas.

Pongamos el ejemplo de las soluciones de negocio (también llamadas Enterprise o de pago), comparándolo con las soluciones abiertas (libres o gratuitas). 

Podemos suponer que inmediatamente, el precio de una comparada con la otra, es algo totalmente diferencial. En una solución, los costes ‘no existen’, mientras que en la otra, se paga ‘por una licencia’.

¿Es abierto? Pues es gratis. ¿Es de negocio? Pues a pagar.

Eso es suponer muchas cosas con pocas acciones. El software abierto necesita mucho más mantenimiento y esfuerzo en la implementación, y eso no es gratis.
El software Enterprise requiere el pago de licencia, pero se amortiza de forma segura durante el tiempo previsto de vida de la solución.
En ambos casos, se puede hacer un Business Case, pero los costes están situados en diferentes niveles.

En estos casos, lo que vemos simplemente, es la punta del Iceberg: una solución con coste de licencia, sobre una solución libre, pero es necesario medir lo que está bajo el agua:


• ¿Cuánto esfuerzo es necesario para poderla implementar?
• ¿Cuánto esfuerzo nos supone mantener en perfecto estado la solución?
• ¿Cuál es el tiempo de vida de la solución?
• ¿Quién me lo garantiza?

Todo esto es igualmente aplicable a las Comunicaciones Unificadas. No se trata de medir cual es mejor o peor solo por el simple hecho de tener o no licencia, o tener o no tener marca. Es necesario medir perfectamente los riesgos, para que ningún Iceberg pueda hundir el barco de nuestra empresa por una decisión tomada basándonos en parámetros muy básicos.

Somos muchos los que hemos estado durante tiempo probando soluciones ‘libres’. Algunos hemos probado cómo funciona un Linux en nuestra casa. Lo importante al final es la solución con la que nos hemos quedado, y cómo hemos tomado esa decisión.

Es necesario medir el Iceberg por todos sus zonas, no solo por la parte más visible. Y si no, que se lo digan al capitán del Titanic...


Ismael del Río
Managed Services
Siemens Enterprise Communications


Artículos relacionados


No hay comentarios:

Publicar un comentario