5 de mayo de 2011

¡Nos quedamos sin direcciones IP! La solución: IPv6

Cada día utilizamos múltiples dispositivos (tanto para desempeñar nuestro trabajo, como para nuestros momentos de ocio) que requieren una dirección IP: PCs, portátiles, teléfonos (VoIP), dispositivos móviles (PDAs, Blackberrys, iPhones…), impresoras, escáneres, cámaras…

Sin embargo, diferentes estudios afirman que el 94% de las redes constituyentes de Internet aún emplean IPv4, la versión antigua del protocolo IP (que se encarga de proporcionar dichas direcciones IP), lo que hará que a mediados de 2012 se agote el espacio de direcciones IP y que en 2013 los Proveedores de Servicios de Internet (ISP) sean incapaces de ofrecer conectividad en Internet, se desplomen las tasas de rendimiento y se produzcan problemas relacionados con las configuraciones y la seguridad, desembocando en potenciales conflictos legales y financieros.

De estos datos se desprende, por tanto, que el espacio de direccionamiento IP tradicional (IPv4) se está agotando, debido en gran medida al crecimiento de dispositivos y de usuarios que se conectan a Internet o a las redes corporativas. Además, en los últimos tiempos, las empresas y el consumo fomentan la movilidad (los usuarios deben poder conectarse en cualquier momento y desde cualquier lugar, las transacciones se realizan en tiempo real, etc) por lo que todo tiende a ser IP.

Ante esta problemática, se ha hecho necesario concebir una evolución natural del protocolo, denominada IPv6, que no solo permitiera ampliar el espacio de direcciones IP actual (IPv4), sino que también garantizara la seguridad (IPSec) y la convergencia, orientándose a la continua demanda de aplicaciones y servicios end-to-end (redes móviles 4G, Cloud Computing, publicidad, juegos on-line,…).



Con IPv6 pasaremos de tener un tamaño de dirección IP de 128 bits en base hexadecimal (en vez de 32 bits en base decimal), como se observa en el siguiente ejemplo:
  • Dirección en IPv4 => 192.688.245.111
  • Dirección en IPv6 => EFEF:910B:3333:4598:8475:2222:3800:2121

Esto permitirá ampliar considerablemente el número de IPs:
  • Espacio de direcciones IPv4: 4,300,000,000
  • Espacio de direcciones IPv6:
           340,282,366,920,938,463,463,374,607,431,768,211,456

Lógicamente, durante la transición entre IPv6 e IPv4 ambas tecnologías deberán coexistir, lo que se ha tenido en cuenta a la hora de buscar una fórmula que hiciese las direcciones IPv6 compatibles con IPv4 (por ejemplo, la dirección IPv4 12.1.68.1 se representaría en IPv6 como 0:0:0:0:0:0:12.1.68.1).

La implementación efectiva de IPv6 origina una serie de posibles escenarios. Uno de ellos, sobre todo a corto plazo sería el de dualidad, que se basa en la convivencia simultánea del direccionamiento IPv6 e IPv4 en los mismos sistemas, con la intención de realizar una migración gradual hacia IPv6.

A pesar de que a nivel mundial, ya existe una gran concienciación respecto a la implementación de IPv6 (muchos proveedores de contenidos e ISPs como T-Mobile, Google, YouTube, Facebook, etc ya soportan plenamente IPv6) desembocando incluso en el denominado “World IPv6 Day” que tendrá lugar el próximo 8 de junio y en el que una serie de proveedores ofrecerán sus servicios solo a través de IPv6, en España estamos todavía dando nuestros primeros pasos (se anuncia que el Gobierno promoverá algún programa de subvenciones para impulsar la implantación de IPv6).

De esta forma, en un corto espacio de tiempo, cada empresa tendrá que analizar el despliegue que mejor se adapte a sus necesidades para implementar IPv6 en sus procesos de negocio, incrementando así, no solo el potencial espacio de direcciones IP, sino también la seguridad y los beneficios asociados a la nueva tecnología.

Desde Siemens Enterprise Communications, contamos con profesionales cualificados que pueden ayudar a nuestros Clientes a abordar de forma sensata la transición a IPv6. Nuestra oferta abarca desde trabajos de asesoramiento y consultoría en la migración, hasta la implementación de tecnologías específicas como Infoblox para la gestión eficiente del espacio de direcciones IPv6 corporativo y de los servicios de red asociados (DNS, DHCP, etc), pasando por servicios gestionados de soporte y mantenimiento.

En definitiva, aunque hasta ahora no hayamos sido conscientes, sin direcciones IP dejaríamos de contar con una gran cantidad de servicios multimedia que se han hecho fundamentales en nuestro día a día.

Así pues, invirtamos en calidad de vida: ¡adoptemos IPv6!

Miguel Angel Cuasante
Sales Operations Area
Siemens Enterprise Communications


Artículos relacionados


No hay comentarios:

Publicar un comentario